miércoles, 16 de agosto de 2006

varios viejos viajes

Sábado

Amé tus besos
de sábado por la noche.
Amé tus ojos de miel,
el sábado por la noche.

Amé tu abrazo.
Tu quejido,
mis labios mordidos.
El sábado por la noche.

Tu lengua exploradora,
tu boca jugosa
de sábado.
Por la noche

Quise tenerte y no ,
quise abrazarte y si,
y nuestro aliento se unió
fuera de nosotros dos.

Nos amamos.
Ese instante.
Ese sábado.
Por la noche.



Tu Mano


tu mano
cálida
sobre mi cuerpo
lógico

pálida
sobre mi piel
crítica

física
sobre mis huesos
frágiles

hermosa
sobre mi corazón
ciego

despierta
a mi ser
dormido

3 comentarios:

  1. Gracias por tu visita, volveré para leerte.

    ResponderEliminar
  2. Veo que el sábado por la noche no te faltó inspiración...aunque haya durando un instante y tu cuerpo siga dormido. Un instante de vida lo vale todo!

    ResponderEliminar
  3. Mirá vó. Creo que sale poemario pronto... Tan lindos y por suerte refieren a buenos momentos, felicidades.

    ResponderEliminar