miércoles, 18 de octubre de 2006

De tragedias y comedias

Todos saben a que me refiero .
Es lamentable , triste y repugnante.
Hace mas de treinta años, en Ezeiza, la izquierda y la derecha peronistas resolvían sus diferencias a los tiros.
Claramente no estoy a favor de esa clase de dialéctica.
Ahora en San Vicente, la derecha resuelve su interna con matones , barrabravas de cancha de fútbol y algunos tiros.

La masa - concepto setentista- fué testigo y rehén hace treinta años.
Huyó despavorida por esa violencia que no podía aprehender.

Por lo que pude ver, ayer , no parece que haya vuelto desde entonces.

6 comentarios:

  1. ¿Qué viste ayer, si no es preguntar demasiado?
    Me quedo intrigada, pero es que me pierdo en algunas de tus expresiones y no sé si llego a captar bien el sentido del texto...

    ResponderEliminar
  2. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  3. Es una reflexión sobre algo muy local, que hace a nuestra historia. Se refiere a los incidentes en el traslado de los restos de Perón. Seguramente en la prensa española habrá algún comentario al respecto.
    En cuanto a lo sucedido en Ezeiza en 1973, hay abundante bibliografía.Ineludible " EZEIZA" de H Verbitzky,no se si se consigue por allá.
    Lo que pude ver ayer es eso, un acto de significación politica , sin masa, sin pueblo real. Eso le quita todo valor.

    ResponderEliminar
  4. Te acordás de "LA república perdida" I y II? Es así nomás.

    ResponderEliminar
  5. OK, ahora entiendo. Sí he leído algo en la prensa española, pero poco. Sinceramente, es dificil captar esta situación desde lejos.
    Y ahora que la leo a través de tu post, la percibo en otra dimensión. Este es el gran valor de los blogs!

    Lo que sí se percibe con bastante claridad es el desencanto de los argentinos con la política de su país.

    Un saludo y gracias por la aclaración

    ResponderEliminar
  6. La masa no es parte de todo esto. La masa, lamentablemente, se encuentra idiotizada con otros temas. Y el circo continúa a piedrazos y tiros.
    Un horror.

    ResponderEliminar