lunes, 20 de noviembre de 2006

El DINERO

“El dinero, en cuanto tiene la propiedad de comprarlo todo, de apropiarse de todos los objetos es, pues, el objeto por excelencia.”

Karl Marx, Manuscritos económico-filosóficos
Breviario. Fondo Cultura Económica. México, 1964. p 170.

Siendo producto de culturas de la sociedad centroeuropea del siglo XIX, tanto Max Weber (1864-1920), como Emile Durkheim ( 1858-1917) y Karl Marx ( 1818-1883) estudiaron la organización social y las sociedades desde visiones muy diferentes.

Así es como Marx posa una mirada crítica sobre esa sociedad, encontrando que uno de los primeros modos de relación de los hombres entre si tiene que ver con la forma en que producen los bienes necesarios para subsistir y a partir de ahí intenta encontrar una comprensión de los mecanismos que regulan a la vida del Hombre
[1].
Toda su investigación es en definitiva acerca de las relaciones de poder entre los hombres, y de cómo es la relación del hombre con el trabajo, estudiando el pasaje de la relación individual a la colectiva en términos de producción pero no se contenta con esa explicación sino que propone un curso de acción para modificar aquello que considera inadecuado.
Weber y Durkheim sólo intentan describir la sociedad desde las teorías del liberalismo económico y político pero nunca se proponen modificarla y menos aún de revolucionarla.

Para Marx el dinero” transforma las facultades humanas reales y naturales en simples representaciones abstractas”
[2] y su obtención y las formas de relación social que llevan a ese fin se convierten en un especial punto de interés. Marx define el dinero como un concepto social que comienza en una compleja cadena de relaciones a partir del proceso de intercambio de bienes entre personas propietarios privados[3] y el inmediato concepto de la generación de la forma moneda como una necesidad de creación de un patrón de comparación externo al valor que los individuos asignan a su propiedad privada.
Ese patrón es una mercadería o mercancía externa a esa relación de intercambio y es el “proceso social el que se encarga de asignar a la mercadería destacada la función social específica de equivalente general”
[4].

En éste aspecto, aunque Weber no hace un estudio específico sobre el dinero como tal, podría decirse que , siguiendo con su modelo teórico, el dinero no es más que una consecuencia de la acción social del intercambio que pasó a formar parte de las reglas o leyes que integran el cuerpo de regulación de una sociedad racional. Es la resultante práctica de una acción racional con arreglo a fines como “condiciones o medios para el logro de fines propios racionalmente sopesados y perseguidos”
[5].
Aunque pudiera coincidir con los aspectos históricos que Marx le encuentra al proceso de generación del concepto social del dinero no hace ningún esfuerzo en particular por explicar como se llega a la situación de la división entre los que poseen el dinero y los medios de producción y los que solamente poseen su fuerza de trabajo.
Lo acepta como un hecho natural y no lo somete a una mirada crítica, por lo que esa división no es para él una situación de tensión capaz de generar conflictos entre clases. Como miembro de la burguesía alemana de su época no estaba en condiciones de encontrar una respuesta que atentara contra las bases mismas de su sitema.

De acuerdo al pensamiento de Durkheim, el dinero no sería más que un hecho social externo al individuo, una herramienta de poder y control más de la sociedad en la que éste se encuentra inmerso y que le es impuesta sin que tenga posibilidad de elección.
No se pregunta acerca del proceso histórico que llevó a la existencia del dinero como tal.
“Un hecho social se reconoce por el poder de coacción externo que ejerce o es susceptible de ejercer sobre el individuo”
[6]-
Al igual que Weber, su mirada estaba puesta en analizar las estructuras que mantienen a una sociedad y no los mecanismos en los cuales se basan las estructuras de la sociedad capitalista en la que viven.

Esta diferencia de visiones hace que para Marx, surja como pregunta lógica siguiente cómo es que el proceso de cambio otorga a la mercancía elegida como patrón su forma específica de valor o dinero.
Es durante este proceso que, según sostiene, los productos del trabajo se convierten en mercancías y al mismo tiempo se produce la transformación de la mercancía en dinero.
Esto es así ya que el trabajo humano ha agregado valor a la mercancía, sólo por el hecho mismo de transformar una materia prima en un bien de uso.
En el momento de intercambio entre dos bienes, es la diferencia entre los valores relativos que le asignan sus propietarios, en cuanto a trabajo invertido y lo necesario que puede ser un bien respecto del otro, la que genera la necesidad de elección de un patrón de referencia.
La asignación de ese valor a un metal o a un producto cualquiera tiene que ver con la aceptación social, la dificultad de obtención del producto o el valor subjetivo que una comunidad le otorga a un bien material.

De esta manera, señala, a partir del acto de intercambio se produce el fenómeno de asignación de valor de cambio a un no valor de uso, que sería hoy definido como el excedente de producción de la satisfacción de las necesidades inmediatas de un individuo.
Esto lleva necesariamente a considerar esta relación de intercambio entre individuos y entre comunidades como las generatrices de los primeros marcos de regulación de conductas entre los individuos, los individuos con la sociedad y de las sociedades entre sí.
Otro concepto fundamental que introduce es que, estas relaciones son las que producen la necesidad forzosa de producción de bienes para acumular bienes de cambio.
[7]
Es a partir de estas preguntas básicas que Marx comienza a estudiar la conversión del dinero en capital y define los conceptos de plusvalía y de acumulación originaria.
La plusvalía es el excedente de valor generado por el obrero en el término de su jornada de trabajo a partir de la producción de una determinada cantidad de bienes
que, colocados en el mercado satisfacen los medios de vida necesarios para asegurar la subsistencia del trabajador.
El excedente de bienes producidos genera un valor que lleva en si mismo la fuerza de trabajo aplicada y del cual se apropia el poseedor de los medios de producción.
El hecho de la apropiación crea, desde la asimetría original del la relación de fuerzas en el intercambio de fuerza de trabajo por dinero, una situación de inequidad que para Marx llevará, necesariamente, a un conflicto de clases debido a la acumulación de tensiones generadas por este proceso de apropiación o transferencia y que no puede resolverse sino en términos de la destrucción de una clase por la otra.

Al no entrar en ese terreno Durkheim y Weber se dedican a estudiar las formas de dominación que se dan en las distintas épocas históricas de la sociedad como método de comprensión para encontrar respuestas y formas de comprensión y predicción útiles a una clase a la que representaban-
[8]


Como conclusión puede decirse que, en el estudio de las formas de relación entre los individuos y de éstos con la sociedad, preocupados por las tensiones que podían llegar a disolverla, tanto Weber como Durkheim hacen hincapié en los aspectos más formales de esas relaciones, buscando las leyes de conformación de la sociedad, con el fin de encontrar una forma de comprensión que ayudara a mantener el sistema y prevenir los conflictos.
Marx encuentra que la raiz histórica de las distintas combinaciones de las relaciones de poder en el hombre está en las diferentes modalidades de términos de intercambio que estos establecen entre sí, siendo el dinero una de las consecuencias fundamentales de ese proceso.
Al definir que en la sociedad las relaciones humanas están atravesadas por los términos de intercambio encuentra que las tensiones internas son inevitables ya que el sistema mismo se basa en la contradicción de la existencia de clases con intereses opuestos.

NOTAS



[1] “ El modo como los hombres producen sus medios de vida depende, ante todo, de la naturaleza misma de los medios de vida con que se encuentra y que se trata de reproducir”
Karl Marx, La Ideología Alemana- Feuerbach. Contraposición entre la concepción materialista y la idealista. Ediciones Pueblos Unidos. Buenos Aires , 1975. p 19
[2] Karl Marx. Manuscritos económico Filosóficos. Breviario,FCE, México 1964. p174
[3] Karl Marx, El Capital, Capitulo II p 49
[4] Karl Marx, El Capital, Capitulo II p 50
[5] Max Weber. Economía y Sociedad. Fondo Cultura Económica. México 1984.p 20
[6] Emile Durkheim. Las reglas del método sociológico. Madrid 1982. p 31/32
[7] “ A partir de un determinado momento, es obligado producir, por lo menos, una parte de los productos del trabajo con la intención de servirse de ellos para el cambio.”
Kart Marx. , El Capital, Capitulo II p 51
[8] “ De ahí la preocupación de una serie de pensadores, en casi todos los casos agnósticos o ateos, como Weber y Durkheim, por el fenómeno de la religión… y la convicción de que todas las sociedades necesitaban la religión o su equivalente funcional para mantener su estructura…”
Eric Hobsbawm. La Era del Imperio. Planeta Buenos Aires 2003. p 283

10 comentarios:

  1. Que lo parió, Canilla, da verguenza comentar frente a tanta erudición! Poderoso caballero Don Dinero.

    ResponderEliminar
  2. Ana me sacó la palabra de la boca. La frase del genial Quevedo sigue vigente en nuestros días.

    ResponderEliminar
  3. Santo Biasatti30 jul. 2014 03:11:00

    Alguien leyó el blog de Marcelo Pascualino? (alias el licenciado Baleno?), es el blog mas pelotudo que conozco.
    Saludos

    Santo Biasatti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo, no voy a eliminar su comentario, pero si tiene algo que decir al Licenciado Baleno, vaya a su blog a decirselo. Le pido no vuelva por acá

      Eliminar
    2. Andate a cagar viejo forro, que es eso de ¿"Le pido no vuelva por aca"? encima que te escriben en este blog de mierda. ¿Quien carajo te crees que sos pelotudo?, tirate un pedo viejo boludo, con perdon de la expresion.

      Eliminar
    3. Biasatti, veo que usted tambien lo conoce a Baleno, le dejo mi blog para que nos visite:

      http://baleno-sin-censura.blogspot.com.ar/

      Un abrazo y muy bueno el Blog Canilla

      Eliminar
  4. Que pretendés anónimo?, este viejo choto se hace el marxista y es kirchnerista. Nada mas alejado de la realidad.
    Canilla, a ver si algún día entendés en serio a Marx.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. che no lo jodan más al canilla viejo

    ResponderEliminar
  6. Las siguientes son las posiciones sexuales recomendadas por El Licenciado Baleno:

    1. El péndulo de Baleno: (hombre y mujer sentados frente a frente con las piernas entrelazadas y las manos apoyadas en la cama) El movimiento importante recae en la mujer que realiza una especie de péndulo.

    2. Baleno en cucharitas: Lo más especial de esta pose es el contacto total de los cuerpos . Es amorosa y además deja las manos del hombre libres para satisfacer aun más a su pareja.

    3. Baleno en la silla. El hombre se sienta y la mujer se sienta sobre él. Lo más importante de esta pose es que se debe hacer en una silla, cambiar de lugar es importante. Es una pose con la que es muy fácil encontrar el punto G femenino. Baleno lo conoce bien, no chicas? :-)

    4. Baleno a caballo: (La mujer sobre el hombre como en posición de montar a caballo) Ideal paar aquellas mujeres que disfrutan ser las dominantes de la pareja.

    5. Licenciado "The Dog" Baleno: la clásica, pero no menos importante. Muchas mujeres disfrutan que el hombre domine la relación ,por eso prefieren esta pose.

    Un beso en los cachetes del culo y a gozar !!!

    ResponderEliminar
  7. Esto es la demostración de por qué se hace necesario moderar. Lamentable pero necesario.

    ResponderEliminar