martes, 16 de enero de 2007

Para el 2007

No quiero un presente donde el hombre es visto como una mercancía y en el que parece que no hay lugar para las utopías.

1 comentario:

  1. La pérdida de la utopías ha matado muchas esperanzas y abortado demasiadas ilusiones.
    Yo alimento mis pequeñas utopías, me valen para seguir caminando.

    ResponderEliminar