lunes, 26 de marzo de 2007

Columna de opinión

En un post de la chica que está en Bélgica aparece un comentario sobre la necesidad de consumo que me pareció interesante. Dejé mi opinión mencionando éste artículo prometiendo linkearlo, cosa que hago ahora.

Curiosamente en la página de los 3stooges aparece éste post que, de alguna manera se relaciona con el consumo y la generación de riqueza y su distribución.
Esta otra nota muestra o deja en evidencia lo que para mi es la contradicción fundamental del modelo y que no tiene solución dentro de él, sean cual fueren las técnicas económicas de administración que empleemos o la filosofía que se quiera aplicar.
El afán sin límite por la ganancia no tiene consideración sobre la vida humana y mientras no se comprenda que el problema está en la raíz de nada servirá intentar corregir desviaciones.
Aunque uno sea George Harrison.

5 comentarios:

  1. No sé si será la edad o una ingenuidad irremediable pero yo me levanto cada mañana creyendo que el mundo puede cambiar. Me permite seguir viviendo pensar en que un día los clientes de Starbucks van a anunciar en masa que prefieren pagar el triple por un delivery de café desde Etiopía a comprarle a una empresa que se autoproclama socialmente responsable mientras promueve cada vez más pobreza. Quiero creer que no todo está perdido y no puedo imaginarme la vida de otra manera.

    ResponderEliminar
  2. El tema de la inequidad es, para mí, uno de los temas más importantes para solucionar justo ahora. Y aunque me agobio con lo difícil que parece, siempre pienso que sigue siendo posible.

    Ahora sé porque nunca voy a tomar café en Starbucks.

    ¡La chica de Bruselas! ¡Qué dulcecito!

    ResponderEliminar
  3. Una apostilla divertida/patética: en mi afán por encontrar un método más sustentable de tomar café caí en la página Oxfam, lider de la campaña contra Starbucks. Ahí encontré un link a fairtrade.org en donde, entre otras cosas, promocionan la compra de productos "amigos del comercio justo". Busco CAFE y encuntro que por suerte tengo muchas opciones para tomarlo sustentablemente. Pero para mi sorpresa, cuando voy a mirar en dónde adquirirlo, me encuentro con que tengo que ir a Starbucks!!! Estos son los días en los que siento que es imposible que no nos pasen por arriba. Afortunadamente sé que mañana se me pasa.

    ResponderEliminar
  4. lo curioso es que buscar mas y mas ganancias no es, como dicen ciertas doctrinas, algo natural en el humano. Los polinesios y otros tipos tribales estan muy felices arriba del cocotero. Los egipcios vivían pensando en su vida tras la muerte (y armando pirámides para ello) los romanos pensaban en la fama y los feudales en salvar su alma.
    Habrá que ver si se pone de moda algo que no sea el lucro.

    ResponderEliminar
  5. Cuando mencionaste el artículo en el blog de Ana C. casi te escribo para pedirte que me lo mandaras, no quise abusar de tu tiempo, pero ahora lo pude leer y me resultó muy interesante. El consumo y la sensación de falta me parecen temas apasionantes.

    ResponderEliminar