viernes, 19 de diciembre de 2008

Asco

Alfredo Astiz, Tigre Acosta.
ASCO

3 comentarios:

  1. Y la lista es larga... y el asco inmenso.

    ResponderEliminar
  2. muy buen juego... y totalmente fiel al sentimiento de unos cuantos.
    beso

    ResponderEliminar
  3. No puedo sentir asco por esos pibes, sabés? Los torturadores me dan curiosidad psiquiátrica y pavor.
    Sé que es una obviedad, pero puedo comprender que haya enfermos asesinos seriales, francotiradores, ladrones, etc.
    Pero un torturador me parece un ser contra natura, un defecto de la naturaleza, un adefesio que no tiene tiempo ni modo de reparar la lesión, de verdad.
    Cuando ví El crimen de Cuenca de Pilar Miró era una pibita, todavía no estaba tan claro que había gente así para mí. Nunca olvidaré la escena de los palitos debajo de las uñas.
    Puede un ser vivo hacer éso? Y puede hacerlo invocando a un Dios o una justicia?
    De verdad: entiendo la guerra, los tanques, la lucha armada. Pero la tortura no alcanzo a comprenderla y me cuesta pensar cómo se repara al planeta de una cosa así? No habría que sacrificarlos, como a los pederastas?
    Qué pueden darle al mundo estos pibes?
    No sé, pienso en voz alta.

    ResponderEliminar