martes, 17 de febrero de 2009

7 y 3 ( lija )

Hay momentos en donde uno se siente cansado , o vacío. Cuando sentís que la vida no te da tregua y cuando al mismo tiempo te das cuenta de todas las cosas que no hiciste y que te hubiera gustado. Desde viajar un par de meses y pasar un carnaval en Salvador de Bahía, cosa que nunca me propuse hacer, hasta ir en barco a Europa, como tripulante de un carguero, cosa que me ofrecieron hace una vida y no acepté.
Por el proyecto de la pareja y de la familia. Pero resulta que los hijos crecen y los proyectos se desvanecen. Y entonces, como un espectro que no recorre Europa sino tu cabeza, esas cosas que tenias como encapsuladas vuelven a aparecer, con una fuerza impresionante en tu cabeza. Como una resaca de vodka, es una presión en la sien. Y sin embargo te sentís un poco vacío, capaz que Barthes cuando hablaba de la empiria que provoca un segundo significado tambien lo aplicaría en estos casos, a los de la vida que uno mira para atrás y piensa como un significado para construir un texto hacia adelante.
Y entonces te das cuenta que encontrarle sentido nuevamente , encontrar la pasión que significa honrarla, es un problema que se parece al que describe Wainfeld en una nota en Página cuando habla del magma de la acción política. El problema de la motivación como una acción sin contornos precisos, sin líderes que motiven, que pongan en movimiento a las masas , con lo mejor del populismo, listos para el movimiento político. Uno se conoce a si mismo demasiado bien como para creerse su propio discurso todo el tiempo, y además uno se conoce en sus renuncias y sus agachadas.
Es difícil ser conducción y protagonista del movimiento al mismo tiempo.
Quizá eso es lo que le pasa al gobierno K y CFK. Nadie les va a cantar " Buenos días pingüinal, su guardia personal..." . Estan obligados por las circunstancias y sus propias incapacidades a ser conducción y al mismo tiempo la fuerza visible, el cuerpo puesto en movimiento. Estan en la soledad del poder, que es lo que te pasa cuando la vida pide cuero a los taipico.
Si la idea del Estado es el significante vacío y el poder real está en el territorio, es en la acción cotidiana, pequeña y gris donde uno produce los cambios.
Ya me anoté para la cursada de este cuatrimestre y me armé un plan de ahorro para conocer Salvador.
Mis hijas crecen y como charaboncitos empiezan a moverse solas.
Otro año que comienza, y como en las llamadas de Montevideo, hay que calentar las lonjas.
Un trago y a tocar.

La lija son 7 de vino y tres de Coca.

3 comentarios:

  1. la lija vendría a ser una prima pobre del medio y medio? (y eso que el medio y medio ya es de pobre)

    ResponderEliminar
  2. Bicho político si los hay, Canilla!! Y eso, un trago y a tocar, que la comparsa no se detiene y el tiempo apremia para no perder los puntos en las llamadas.

    ResponderEliminar
  3. Cuidado con los espectros. No tienen ojos pero nos miran y cuando estamos muy cerca de su rostro, sólo vemos el reflejo de nuestra mirada en las cuencas vacías.

    ResponderEliminar