martes, 25 de agosto de 2009

Goles y ley de medios.

Weber adjudicaba a la Iglesia una posición monopólica en el mercado de los bienes de la salvación.
¿Es el grupo Clarín, como la Iglesia, el monopolio de los bienes de la información y el conocimiento del otro?
Parece que si.
¿Es útil al pensamiento neoliberal tener una posición dominante en el mercado de los bienes simbólicos de la palabra, la imagen , la diversión y la escucha ?
Los cambios económicos se transforman siempre en cambios en los usos sociales y así el monopolio del Gol clausuró, al ofrecernos una única imagen, la opinión y la discusión públicas sobre el como se hizo o podría haberse hecho. El monopolio muestra el ángulo invertido, la opinión de seis panelistas y la de los protagonistas y se acabó.
Esa es la realidad.
La realidad no necesita ser discutida, adjetivada. Es científicamente objetiva y pasamos dogmáticamente del modelo de la realidad a la realidad del modelo.
Grondona es peligroso, Araujo no me gusta, la ley de Medios puede ser un arma usada peligrosamente,
como advierten acá, pero al menos recuperamos el debate.
Y si recuperamos el debate recuperamos la pasión por la cosa pública.
Aceptar el fin de las utopías es funcional a los que terminaron dueños de la sartén, el mango, la hornalla, el gas y el aceite.
La discusión nos obliga a reconocernos y a justificar nuestra posición en la cancha porque el juego no terminó.
Vamos por la Ley .
West Berlin, Germany, 1962. Foto de PAUL SCHUTZER/LIFE

5 comentarios:

  1. Bien dicho. En el capitalismo no se puede evitar que haya concentración empresaria, pero se la puede obstaculizar. Y eso ya es importante.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. No entiendo un catzo. Lo único que sé es que del Canal 7 levantaron unos programas muy buenos por el fulbo y dónde me quejo ¿eh? ¿eh? ¿eh???

    Besos y penales

    ResponderEliminar
  3. Recuerdo haber visto un programa en el que se discutía, se medía con telebim, con ultrasonido y con telescopio electrónico si un gol había o no entrado. Se “difería” el resultado del partido hasta que los periodistas, en juicio injusto, dieran su veredicto. No importan los jugadores, la hinchada, el referí. Ellos determinaban si Boca ganó. Esa sensación de impunidad sentí hoy al mediodía, cuando caminaba por Av de Mayo entre miles de personas, cubriendo varias cuadras, reconociéndome en la alegría de los que no conozco, y me avisan que TN estaba, en ese momento, “opinando” que había alrededor de mil personas . Tendrán el telebin descompuesto?

    ResponderEliminar
  4. Acabo de aprobar un examen final hablando mitad de Camus y mitad de ley de medios, porque se escuchaba la marcha a unas cuadras y lo único que me interesaba era terminar rápido para ir a estar ahí. un 9, nada mal.

    Mi mujer está por hacer una marcha para que le devuelvan 20 horas de Canal 7, y mi hijo 20 de Discovery Kids, asi que si quiere prenderse DudaDesnuda, ya son 3, ja.

    ResponderEliminar
  5. Pablo: ¿Dónde y cuándo??? ¿Llevo el martillo bolita???

    Besos y broncas

    ResponderEliminar