jueves, 12 de noviembre de 2009

Cabeza fría y pelota al piso



El clima destituyente que intenta instalar la derecha ideológica del país, desde sus tribunas La Nación y Clarín , seguida por algunos idiotas útiles como Perfil o Crítica y los pasquines de los amigos Vila -Manzano junto con el barba Massot de La Nueva Provincia, está a pleno. El discurso destituyente pretendiendo pensar en el "desgobierno" la "falta de seguridad" , la "persecución a las libertades", los pobres que pagan cuando son mostrados llorando ,paupérrimos social y culturalmente por Tinelli y compañía pero son duros , peligrosos y portadores de palos cuando salen a las calles y no protestan como los del "campo" que no ensucian la vereda, está funcionando.

La disputa de la izquierda ideológica por participar del movimiento sindical, en términos absolutamente síndico-peronistas, esto es, luchando por el poder ,encuentra al Subte contra la conducción de UTA, la empresa Kraft contra el Sindicato de Alimentación y en Entre Ríos a obreros del frigorífico FEPASA enfrentados con la conducción del gremio de la carne.Esta disputa es importante para una izquierda que no tiene caudal de votos pero encuentra fisuras en el sistema sindical , provocadas por la política negociadora pro patronal de muchas de esas organizaciones gremiales.No se compara esto con la rapidez de la autorización a la inscripción del gremio de los empleados de autopistas otorgada al hijo de Moyano o con la disputa que Camioneros instala con los choferes de los camiones de reparto de diarios.

El Gobierno apoya por una necesidad de real politik a los sindicatos y se prepara a resistir al ataque que la derecha mediática hace a tambor batiente para evitar la posibilidad de que el 10 de diciembre llegue y que no se le pueda obligar a instalar su propio programa de acción. Mientras tanto Moreno logra, en un daño inncecesario, que Hecker renuncie a la Comisión Nacional de Valores. Al mismo tiempo, el Gobierno promueve la ley de reforma política que ayudaría a resolver algunas cuestiones de quintas de facturación,las colectoras, los espejos y justificaría que las bases del PJ salgan al territorio a construir poder, corriendo a la dirigencia del aprete de la dependencia de la CGT.

Para los próximos treinta días, como es tradicional en nuestros fines de año se "buscaran muertos " se pedirá la represión en las calles, Macri dirá que no es su responsabilidad porque no controla a la Policía, la UTA podrá parar el transporte de larga distancia como lo hizo tradicionalmente en estas épocas por la disputa salarial, bigotazo Fernández repetirá que " no nos moveran"...

La sensación térmica aparecerá en la pantalla.

2 comentarios:

  1. Cani: No creo que la respuesta deba ser un cuadro comparativo con tasas de crímenes en el mundo como esgrimió Aníbal F., es rebajarse al nivel de esa chusma.
    Creo que la respuesta está dada. Educación, cultura, trabajo para las generaciones que se vienen, contención para las que cargan la piedra de las políticas de los '90.

    Si tuviese un archivo, podría comparar estas sentencias (que no conllevan ni una pizca de solución posible) con las del clima previo al 12/01 y se verían idénticas.
    Lo que me tranquiliza es que en la calle, en la verdadera calle, la que transitamos nosotros día a día, no se huele el caos, ni la intención destituyente.

    Hace 8 años, el "olor a napalm en la mañana" era tentador, estuviese quien estuviese detrás, porque significaba romper con el modelo que generó esto. Hoy, los únicos que huelen algo son los que hablan en los medios. Y cada vez se nota más que se huelen el trasero unos con otros.

    Perdón por la extensión. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Che, no era napalm, en todo caso Molotov !
    Creo como vos que no estan dadas las condiciones objetivas, pero, no hay que bajar la guardia y dejar de advertir las operaciones dentro de esta lucha permanente, no ?

    ResponderEliminar