miércoles, 1 de septiembre de 2010

Comunicación, un bien público


Cuando se define a la comunicación como un bien público surge en forma inmediata el derecho a la información, un derecho de los individuos y de los ciudadanos que habitan nuestro país. Esta mirada habilita a considerar a las políticas públicas sobre la comunicación como una herramienta que debe gestionar, en favor de la comunidad, a la información, el acceso a la misma, su producción y su distribución como un derecho igual a la salud o a la educación públicas. En este marco, la acción del Gobierno con la Ley de Medios audiovisuales y su proyecto de discusión sobre la producción del papel, insumo fundamental para determinar barreras de acceso a la circulación en forma igualitaria, aunque es parte de una disputa intersectorial de clase dirigente, es mucho más que eso, es una disputa fundante.
En esta etapa post-neoliberal, la disputa por el sentido es ideológica y la discusión sobre la capacidad de formación de agenda, que condiciona la acción general de un Gobierno en cuanto a los problemas que debe atender, es una discusión por el poder.
Frente a la presentación de la acción de Gobierno como banal y poco interesado en cuestiones cotidianas- seguridad, diría Carrió- y aunque no puede desatender estos temas, dirimir estas cuestiones será fundamental para los próximos gobiernos en cuanto a poder conducir Estados que tengan mayor independencia para fijar sus políticas, en un marco global de redefiniciones del modelo que sigue al neoliberalismo.

2 comentarios:

  1. De acuerdo en lo que dice, pero...
    ¿es necesario referenciarnos en el neoliberalismo para pensar en la nueva etapa? Digo, hablar de postneoliberalismo, no es seguir tomando como punto de partida un modelo que, creemos, al menos por estas pampas, esta felizmente en estado vegetativo? No pensamos sacarle el tubo de oxigeno y empezar a vivir una nueva vida sin el viejo carcamán, redefiniendo libremente y sin prejuicios, olvidándonos hasta de su apellido, y de sus parientes vivos dispersos por el mundo? Preguntas, no más, en una mañana gris que no parece primaveral....

    ResponderEliminar
  2. Como lo veo yo, no puede dejar de verse esta disputa ( entre sectores de poder) como una parte de la disputa por la construcción del nuevo paradigma global. No creo que sea posible olvidar a los parientes del enfermo. Y en cuanto a que esté en terapia... la diputada mendocina que anda con el proyecto del servicio civil me da que pensar, que quiere que le diga. Eso si, mientras tanto , vermouth con papa fritas y good show!!

    ResponderEliminar