miércoles, 17 de noviembre de 2010

Análisis FODA

O SWOT, aunque Hax prefería enseñarlo como FODA, como a Uds les parezca:
Vale la pena leer esta nota atentamente:

¿Qué economía acaba de heredar CFK? El activo, en lo estructural, fue un transformador avance en la autonomía de la política económica por desendeudamiento vía negociación, decisión política que ejecutó Néstor Kirchner. Terminó con tres décadas en que la deuda externa articuló la política económica y la estructural a través de las condicionalidades de los organismos multilaterales de crédito. El desenganche comenzó con el default de Adolfo Rodríguez Saá y su convalidación por Eduardo Duhalde. La quita y la pesificación de la deuda, obra de Kirchner, generaron una autonomía de la política económica desconocida desde 1976. Hay, además, tres “regresos” estructurales positivos. Recuperación de la función del sector público como inversor en infraestructura económica; recuperación tributaria -por disolución de la apropiación de recursos previsionales por parte de las AFJP- y reinstalación del sistema de reparto; y recuperación de las convenciones colectivas de trabajo. (...)

¿Cuáles son las fortalezas que hereda CFK? Primero, la productividad agraria y el reservorio minero. ¿Cuáles las oportunidades? La demanda China y los términos del intercambio; la demanda y revaluación de Brasil y la exportación industrial; y la liquidez americana que devalúa el dólar y genera recursos a diestra y siniestra. Nada mejor para invertir que la abundancia. Abundancia hay. ¿Inversión? ¿Cómo despegar? CFK debería provocar y convocar tres objetivos magnos: integración territorial, transformación productiva e inclusión social. ¿Cómo? Proponiendo los necesarios programas de infraestructura productiva (transporte y energía), social (revolución educativa y del hábitat) y de transformación industrial (grandes proyectos) para lograr pasar a ser un país exportador de industrias. País que no podremos ser si no logramos la concreción de esos objetivos que dependen de esos tres programas. Económicamente, los países son lo que exportan. Somos primarios y debemos dejar de serlo para ser más desarrollados. Mucho para hacer.Después de todo, la mejor herencia que uno puede recibir, en la vida y en la política, es un proyecto. Y si CFK se lo propone, si el oficialismo se lo propone, si la oposición se lo propone, nuestro país será lo que debía ser, es decir elegirá un camino propio. Y si no… seguiremos entre milagro y pantano, dependiendo de proyectos ajenos.

Acá en Debate.

1 comentario:

  1. Excelente.
    Hay que generar mayor valor agregado. Y mirando al cielo en un rezo, que sea una cuestión federal.
    Como con el polo tecnológico en TdF, promover industrialización en las provincias.

    Saludos.

    ResponderEliminar