martes, 12 de abril de 2011

PAMI

El título es mentiroso, no estoy denunciando nada. Mi hija mayor , la gurisa que era cool, atraviesa la dificultad de la búsqueda de trabajo que tiene la generación actual de veintimonedas, que no está dispuesta a comerse los maltratos laborales y salariales que supone la actividad privada. Pero apuesta al futuro y vive su vida en pareja compartiendo su tiempo con los hijos de mi yerno, en estas configuraciones que resultan de las familias ensambladas. Dos mellizos muy lindos que pronto pasarán de la categoría gurí a la categoría botija, en mi lengua profunda, que ya integran la lista de los huevos de pascua que corresponde comprar en estos días. La otra que era igual de cool, pero no lo sabía, ahora trabaja, apuesta a estudiar algo raro y hermoso como historia del arte y sigue creciendo. En Perú, la hija de mi mujer, artesana en el Cusco, tiene una beba que se llama Eva- y no tiene que ver con lo pejota- que es una mezcla hermosa de polaca con mulato, peruana . Como muchos de los que viven en nuestro país . Las generaciones que nos siguen se dispersan cada vez más, pero siguen apostando al futuro. Uno comienza a transitar la abuelidad. Pero , saben? Me siento mejor que en los noventa, cuando el futuro se nos prometía como la repetición infinita de una sociedad sin crisis.

2 comentarios:

  1. Por aca hijo mayor está conviviendo con novia que tiene hermoso bebè de 2 años, bebé que me llama "ela", si, abuela. Y hace días que estoy pensando en cómo distribuiré los huevos de pascua entre hijo-sin-novia (y celoso del bebe), hijo-con-novia, novia-del-hijo y casi-nieto, je je. Cuesta un poco acomodar los huesos a la abuelidad no? Cariños.

    ResponderEliminar
  2. Qué genial leerlos (cani y ana). Y voy al tópico: ¡Cómo pasa el tiempo!
    Yo tratando de armar el regreso, por suerte un poco más cerca ahora.
    Y celebrando las noticias de ayer, por lo visto la ley de caducidad ya fue!

    ResponderEliminar