jueves, 2 de junio de 2011

Madres no son una sola

Un personaje difuso y sin contornos claros como Sergio Shoklender, probablemente realizó irregularidades comunes en la vida comercial de la Argentina. A nadie se le escapa que estar en los dos lados del mostrador es una característica cotidiana y de eso tendrá que ocuparse en forma necesaria, la investigación judicial. Amalita siempre tuvo problemas de iluminación con el texto del testamento de don Fortabat, la viuda in-Noble construyó un imperio a la sombra de todo el poder que pudo encontrar.Don Mendiguren llegó a donde llegó gracias a un feliz casamiento. Philco proveía autoradios a la Fiat porque Blanco Villegas su presidente fue cuñado del Gran Tano Macri.
Quizá Hebe pecó de inocente, quizá el afecto y la extraña relación que se armó resulta difícil de explicar.
Pero las Madres, sean de la línea que sean, no tienen que explicar sus valores frente a la sociedad. Hace décadas que dan ejemplo.

1 comentario:

  1. Hola canilla. Acá mi visión del tema:

    http://eldiablosellama.wordpress.com/2011/06/01/sergio-schoklender-hebe-y-el-kirchnerismo/

    saludos,
    DP

    ResponderEliminar