miércoles, 30 de noviembre de 2011

Pegándole a la juventud a través de La Cámpora

Con el tema Aerolíneas Argentinas, circuló en los medios durante el último mes una insistente forma de pegarle a la juventud . De igual manera que cuando se habla de género, cuando se habla de juventud, en realidad se discute el poder. No es casual que se quiera bastardear una gestión administrativa- que puede ser discutida y que seguro puede ser mejorada- intentando crear un sintagma simbólico de juventud como incapacidad/ inexperiencia. Juventud como a-lumno, como el que debe ser iluminado.
Pero el discurso del poder, representado en un jocoso ejemplo por Susana Viau en éste post de Baleno olvida que Domingo Cavallo tenía sólo 35 años cuando fue presidente del Banco Central en la dictadura. Ignora que Karl Marx tenía 26 años cuando escribió sus famosos Manuscritos económico-filosóficos y sólo 30 cuando redactó con Engels ( un jovenzuelo de 28) el Manifiesto. Obtura que en 1810, French tenía 35, Moreno 32 igual que el luego General San Martín. Bolívar, sólo 27. En otras épocas y lugares del mundo, Washington tenía 44 años en la guerra de independencia norteamericana y Lenin sólo 35 en la revolución de 1905.
El poder usa el lenguaje como arma poderosa, nombrando o desnombrando, adjetivando para descalificar sin discutir lo que merezca ser debatido o utilizando esa adjetivación para ponernos como oyentes frente al otro en una lógica de amigo-enemigo.
Los cuadros que perdimos como sociedad en el período de la dictadura implican además una pérdida de capacidad de pensamiento , formación y transmisión de criterios y experiencia. El uno por ciento de los 30.000 necesariamente deberían haber estado para ocupar cargos de dirigencia, gestión y docencia. Como sociedad también pagamos el precio de los errores e inexperiencias de la juventud dirigente, sean de La Cámpora ( con acceso al poder ahora) o de el PO.
El poder no disfruta del pensamiento crítico.

6 comentarios:

  1. Don Canilla: muy mucho comparar al joven Marx (autor de los manuscritos de 1844 y poco después del Manifiesto Comunista) con... la gestión de Recalde Jr.
    ¿Qué tiene que ver el conmover los cimientos del mundo burgués, desde el socialismo científico, con la gestión de una empresa de aviones?

    Lo mismo que hablar del PO y La Cámpora: una cosa es Mariano Ferreyra, joven estudiante militando junto a los trabajadores precarizados, y otra, completamente opuesta, son los "jóvenes" pichones de administradores de los negocios capitalistas (y del Estado, por supuesto).

    Saludos
    DP

    ResponderEliminar
  2. Amigo DP, el día que por una vez pueda correrse de los lugares comunes que las condiciones de producción de su discurso de reconocimiento provocan en su lectura podrá entender que en general yo hablo de cosas muy diferentes a la que Ud me critica. Los milititantes TODOS son valiosos, la falta de cuadros políticos afecta a TODOS - los integrantes de las islas de vanguardia y de los continentes de las masas-y por lo tanto nos afecta a todos como sociedad. Lo que me interesa mostrar es cómo se intenta deslegitimar cualquier intento de acercarse a la militancia política de la juventud desde el discurso del poder. De los troscos el poder ya abe que son feos, sucios , malos ( lo mismo que los negros peronchos)y pocos. El poder es eficiente para encontrar su enemigo y permítame decirlo, por la vía electoral por ahora Uds están muy lejos de serlo.

    ResponderEliminar
  3. Don DP saludos, metí enter antes de tiempo y no es mi intención ser descortés.

    ResponderEliminar
  4. Canilla: saludos y cortesías aceptadas, por supuesto...
    Pero el tema de decir tan en general "el poder"; o decirlo sólo para "las corpo" mediáticas... es decir una verdad a medias.
    Detentar el poder estatal es contar con la más grande "corporación" que se pueda tener, y de ahí la coalición gobernante actual, el cristinismo, que teje alianzas con las patronales (otras corporaciones económicas) de la ciudad (y del campo), con los aparatos territoriales (principalmente del PJ, pero no olvidar algún goberna K como Zamora, el que habilita los desmontes y sicarios de los terratenientes), etc.
    Con "la corpo" sindical ya es otro tema, y considero que la verba presidencial no apunta sólo a Moyano, sino a un "marcar" la cancha contra futuras luchas obreras...

    Lo último: Ud. me responde nuevamente con una generalidad: "nos faltan militantes, cuadros". Pero el tema más bien pasa por responder: ¿cuadros y militantes para qué?
    Yo ya lo dije en mi anterior comentario: son el agua y el aceite los jóvenes que quieran administrar empresas (sean privadas o estatales -o "mixtas"-) y los jóvenes que se organizan y luchan en las calles junto a los trabajadores.

    saludos,
    DP

    ResponderEliminar
  5. Yo estaba pensando en el poder en general, no específicamente en el poder estatal y menos aún en el recorte político que implica pensar en un partido en el poder. Coincido en que la coalición gobernante es una representación política de intereses de las burguesías nacionales y sectores obreros "laboristas" simplificando los términos. En la coyuntura, en lo personal, prefiero apoyar a las burguesías nacionales centradas en modelos de producción local antes que el viejo modelo agro-expo.No ignoro que el PJ no puede ser más que un brazo político que articula un Estado que garantiza a las clases la relación social que las define. Probablemente por mi propia matriz histórico-cultural, creo que en esta etapa debo apoyar un tiempo político que genera reapropiaciones de derechos en sectores sociales hundidos . El FA fue una alianza de partidos de izquierda con sectores progresistas de la burguesía nacional. Michelini, asesinado acá, no era PC sino que era batllista. Por eso, amigo, creo que siempre son necesarios los militantes, no abro juicio de valor acerca de que lugar es mejor. Se que es necesario tener cuadros formados en la gestión que defienda intereses nacionales antes que globales ( en la terminología moderna). Pero el problema que planteas, militancia para que , es válido y pertinente en tanto tengamos militantes. Eso es absolutamente cierto. Por eso creo que algunos sectores de la izquierda tienen la oportunidad y responsabilidad histórica de aprovechar las contradicciones ( la ley que los obligó a negociar alianzas para existir electoralmente, p ej)para salir del minimalismo político. Los militantes - los jóvenes?- son imprescindibles

    ResponderEliminar
  6. La verdad que el 2011 me agotó lo suficiente como para despedirlo sin ánimo de polémica.

    Por eso paso a saludarte y a retomar lazos, ya que empiezan mis vacaciones.

    Un abrazo, Cani.

    M.

    ResponderEliminar