viernes, 7 de septiembre de 2007

Por San Justo

¿Cómo se resuelve la realidad cuando uno no está resuelto en su irrealidad?

Mientras trataba de esquivar el camión, impiadoso, que avanzaba por Provincias Unidas pasando la rotonda, Oliveira se preguntaba esto, y por supuesto no encontraba respuesta.
-Tengo que llegar antes de las dos si no, no me van a atender- se dijo.
-Si no me atienden, bajan dramáticamente las posibilidades de que les venda algo en algún momento.
-Y la empresa vale la pena. Y necesito resolver la irrealidad de una posibilidad intangible para ayudar a resolver la realidad económica de mi bolsillo.
Pensó que necesitaba ir más rápido que el camión.
Pero es irreal mi necesidad, se dijo.
Objetivamente, necesito más o necesito mejor ?
Mascullando mientras peinaba el freno y hacía un rebaje para pasar al maldito camión se preguntaba que sería de la Maga.
¿Dónde andará?
Recordó cuando era feliz, con esa felicidad que da la ignorancia de la realidad.
O esa ignorancia era anestesia y en realidad no era feliz sino que estaba dormido? - se preguntaba cuando el bocinazo le respondió.

Oliveira se preocupó. Antes no manejaba tan distraído.

-Ocupate de llegar.

1 comentario:

  1. Bueno mi desayuno es t casa, cuando leí que Oliveira y la maga habían pasado por mi calle me dio un campanazo!
    Qué lindo , siento que sue un regalo del azar !
    Un abrazo!

    ResponderEliminar