lunes, 30 de mayo de 2016

Volver un mes después


Uno se va de vacaciones , luego de aprovechar los años perdidos en los que con tiempo se junta la guita para ir al viejo mundo.
Ha sido mi primer viaje, y se disfruta, con el sentido de los años y un cierto gusto de revancha.
Berlin era un lugar ineludible para bisnieto y nieta de alemanes .
Esta foto era ineludible para mi.

Al volver, te encontrás con más de lo mismo que dejaste , pero en la curva de crecimiento de las calamidades y con declaraciones soeces , inmisericordes y pequeñas de tipos como González Fraga que dice que el pobre no puede aspirar a dejar de serlo.
Lo único que asegura eso es que quizá el camino de la disputa democrática no sea el camino y que hay que revisar la metodología.

4 comentarios:

  1. "... quizá el camino de la disputa democrática no sea el camino y que hay que revisar la metodología" Si, si, por allí va la cosa creo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El camino es largo, pero tampoco aparece otra cosa.... Gracias por pasar.

      Eliminar
  2. ¡Esa foto! Primero, me provocó ternura y hasta una humedad en los ojos. Enseguida, cambió a envidia. Tengo una foto de mi hijo mayor en el Pere Lachaise, tomada en el sepulcro del gran Karl un día de nieve; me parece que es la única mejor que conozco. La mía es una buena, entrañable envidia. abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Berlín es mágica si. Gracias por pasar.

      Eliminar