martes, 18 de mayo de 2010

Villegas

Mariano Moreno

Una nena, encerrada en una habitación con tres tipos.
Que no abusan de ella. Objetivamente la violan. Esa es la acusación, de acuerdo al artículo 120 del código penal argentino.
Me duele que una población , integrada por padres y madres, haya amparado a los acusados de violación, que el intendente haya dicho lo que dice que no dijo. Uno pensaría que en un caso así, y luego de la muerte de la pobre María Soledad, el sentido común popular iría a quemar las casas de los violadores y no a atacar su imagen acusandola de rápida o fiestera, abusando ahora sí de la menor.
Es una menor, una nena, que tres tipos se cojieron al amparo de la fuerza, del alcohol, de la pobreza y de la ignorancia.
Algo habrá hecho, no ?
Ahora bien , si uno mira las horribles declaraciones de Ernesto Sanz en Reconquista, lo que vincula la acción colectiva de los pobladores de Villegas con los destinatarios del discurso del radical es que ambas sociedades rurales son profundamente, estructuralmente, reaccionarias. En las elecciones del 2009 en Santa Fé, los partidos de centro-derecha sumaron el 80 % de los votos en su distrito y en Villegas el 72 %.
Más parecidas a la segregacionista Arizona con su ley de inmigración que al espíritu libertario de algunos de los revolucionarios de mayo de 1810.
Da un poco de tristeza.

3 comentarios:

  1. Y la vecina diciendo que si nos guiamos por lo sucedido "medio pueblo" deberia estar en esta situacion (?)...

    Se esta alcanzando un grado de "algo habra hecho" muy grande eh!!

    Salute

    ResponderEliminar
  2. Tristeza e indignación.
    Muy buena comparación, porque el tema de la pobreza enfrentada al que tiene "buena reputación", tan buena como para lograr que un pueblo entero desoiga los llamados del sentido común y de la sensibilidad hacia una niña de 14 años, ultrajada, humillada y violada por tres hombres adultos.
    Igual y a pesar de todo, como le dije a un amigo, ser mujer es algo maravilloso y es lo que quiero transmitirle a mi hija y a todas las niñas de este mundo, ojalá la chica de Villegas pueda también comprenderlo algún día, a pesar de sus vecinos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Da mucha tristeza. Y da bronca ver la falsa moral, el encubrimiento del delito y la mentira brutal de quienes sienten que los derechos son privilegio de un sector de la sociedad,Y bueh, no escribo nada más, en el resto estamos de acuerdo (qué aburrido el formateo, je!)

    ResponderEliminar