domingo, 2 de octubre de 2011

La Flauta Mágica. Una razón instrumental

Es complicado el poder. A veces es necesario comprender que la razón práctica es el funcionamiento abstracto de un poder como mecanismo. Está orientado a modos de procedimientos respecto a fines más o menos aceptados y que se dan por sobreentendidos, como diría Horkheimer. El kirchnerismo es parte del poder y no puede renunciar a esa condición . Por eso, luego de llevar adelante batallas como la de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, permite que el resultado se paralice esperando la definición del famoso recurso de amparo sobre el artículo 161 que trata sobre la desinversión. Hay muchas cosas que pueden hacerse en medios audiovisuales que permitirían apurar la creación de contenidos que puedan ponerse en circulación. No es solamente un tema cultural sino también estratégico. En la disputa que como sociedad tenemos frente al poder global, contar con herramientas aptas que tengan aceptación del público y que permitan aparecer espacios de pensamiento crítico son necesarios. La modificación de la Ley de entidades financieras, por ejemplo, necesitará un espacio de discusión y de difusión amplio si se entiende que los medios concentrados defenderán al capital concentradamente. Esa modificación, junto con la creación de un sistema bancario y financiero en el ámbito de la UNASUR son movidas necesarias para defendernos a los latinoamericanos del problema candente de la economía central que es la imposibilidad de colocar sus excedentes financieros y que los obliga a tomar ganancias de las crisis de su propio patio trasero. Las privatizaciones que se vienen en Grecia o en España son un gran negocio.
El 30 de setiembre de 1791, a comienzos de la Ilustración , Mozart estrenaba una ópera que habla de la razón y de la sabiduría en su famoso argumento masón. Pero un artista no podía dejar de ver que la belleza, la cultura, eran vehículos necesarios y fundamentales para acercarse a la sabiduría y el conocimiento. Por eso una flauta mágica, como instrumento, permite acercarse a la razón.

2 comentarios:

  1. Hace falta algo más que una ceremonia iniciática como la que propone la mágica flauta para poder ENFRENTAR a intereses poderosos. Además de contar con alianzas verdaderas y leales, se necesita VALENTIA y CONVICCIÓN. Si en el campo de discusiones hay OTRAS PERSPECTIVAS, OTRAS CONCEPCIONES, OTROS PRINCIPIOS, todo se resumen a un debate frontal donde deberían primar los conceptos, y los ideales. Pero, desgraciadamente, todo es mucho más pedestre y vulgar. Es una lucha contra INTERESES, EGOISMOS y PRIVILEGIOS, PREJUICIOS y ODIO. Lo cual no implica una menor dificultad ya que con las ideas y los conceptos, solamente, no es suficiente. De allí la necesidad de involucrarse, enterarse y apoyar estos cambios. Muchos de los que ya se han producido, iluminan el espíritu y animan a no claudicar.

    Saludos cordiales
    Tilo, 70 años.

    ResponderEliminar
  2. Involucrarse. De eso se trata, por supuesto. Es la mejor forma de disputar el poder.

    ResponderEliminar