miércoles, 6 de mayo de 2009

Los setentistas

El argumento de setentistas, izquierdosos y montoneros usado , explícitamente o no, para descalificar a un Gobierno que intenta tímidamente a veces y a los ponchazos otras, intervenir para reacomodar algunas políticas anteriores acerca de la redistribución del ingreso y las capacidades rectoras del Estado es muy interesante de ser analizado mirando cuales son los discursos de los sectores que lo esgrimen.
En esta nota de Delatorre, acerca de las discusiones internas en la UIA luego del exabrupto de Ratazzi, se expone uno de las tensiones que aparecen dentro de los sectores industriales, aquellos que luchando por sus intereses pretenden un modelo capitalista donde las empresas nacionales, pequeñas y medianas , pretenden ser jugadores-"players" en la jerga de moda- con voz y voto y con cierta capacidad de planificación propia en los negocios y aquellas grandes que sólo aspiran a un modelo capitalista de factoría donde los países periféricos sólo aportan sus fuerzas productivas y el resto de la propiedad de los modos de producción- capitales, tecnología, comercialización, etc- es controlado por los países y economías centrales.
Es un discurso bien setentista.
En el blog de Abel, se discute en forma interesante sobre los problemas políticos del peronismo y las posibilidades de su disolución, luego del embate de la derecha peronista con el neoliberalismo menemista y las reagrupaciones que se estan produciendo en su interior, reflejo de una tensión entre esos sectores ahora"duhaldistas", patrones del territorio y algunas agrupaciones gremiales con sectores nac&pop, más orientados a un modelo como el que defiende el gobierno K. Claramente hay un problema de poder político que busca las alianzas con los actores gremiales y capitalistas afines.
Es un metadiscurso setentista.
La ley de Medios propuesta, preocupada como en su época Muraro sobre quienes son los dueños de los medios, en un setentista discurso althusseriano antes que sobre una legislación que mire las tecnologías 2.0 es discutida, basureada y negada por un sector que se construyó en los setenta como grupo de poder.
Un gobierno que recibió la más baja participación del sector asalariado del PBI en el 2003 y que hoy está tratando de defender una de las más altas enfrenta , a medida que se acerca a la mítica cifra del 50 % una dureza ríspida. El amigo Ricardo en 1820-Marx todavía más treinta años después- ya tenía claro que el problema del capitalismo era la tendencia a la baja de la tasa de ganancia. A medida que se encarecen los precios de las condiciones materiales de existencia , la presión del salario sobre la plusvalía genera tensiones que se resuelven cada vez más , violentamente.
Suena setentista, no?

Parece que luego del Proceso, la restauración alfonsinista y el embate neoliberal menemista/ delaruista, la discusión no estaba saldada.
Menos mal.

1 comentario:

  1. ¿Van a seguir discutiendo mucho tiempo más??? ¿Preparo el tejido cual Penélope???

    Besos y nervios

    ResponderEliminar